Gracias a la colaboración de Javier Baltazares, (propietario del Restaurante Los Baltazares), vamos a demostrar la comunicación que tienen los sentidos y cómo se pueden disfrutar y personalizar a través de un cóctel. El cóctel de Agua de Sevilla.

El afamado coctelero ha creado en exclusiva una bebida espiritual inspirada en nuestro clásico perfume. Ha empleado la misma escala aromática para disfrutar de nuestra fragancia en una copa. Avisamos, ¡está riquísima! Y como queremos que todos la disfrutéis, en el blog de Agua de Sevilla te desvelamos los ingredientes para que puedas hacerla tú mismo este verano.

La importancia del olfato y el aroma

A través de nuestro sentido del olfato podemos diferenciar hasta 10.000 olores diferentes. ¡Una barbaridad! Los olores también se conocen como aromas o fragancias y consisten, ni más ni menos, en una o más moléculas de aroma. Estas son volátiles y alcanzan nuestros sentido del olfato a través del aire que inhalamos. Podemos percibir el aroma a través del nariz (ortonasal) y a través de la boca (retronasal).

Los aromas son los impulsores clave de nuestra experiencia de sabor y, por lo tanto, son cruciales para la sinergia de alimentos y bebidas. Hasta el 80% de lo que llamamos gusto es en realidad aroma.

La anatomía de un cóctel

Si clasificamos la anatomía de un cóctel, los sabores básicos se dividen en cuatro categorías. Estos son alcohol, dulce, amargo y agrio. Algunos cócteles poseen todos estos componentes, otros solo tienen tres. Un ejemplo de esto podría ser el Old Fashioned (alcohol, dulce, amargo) y el Daiquiri (alcohol, dulce, ácido).

Un buen ejercicio de introducción es un coctel clásico y averiguar cuál de estos sabores prevalece en la bebida. Cuando tomas un trago y lo consideras “demasiado dulce”, “demasiado agrio” o “demasiado fuerte” significa que uno de los sabores está dominando a los otros y la bebida no está equilibrada. Sabiendo esto, deberás tenerlo en cuenta para el siguiente ejercicio que os vamos a proponer. Hacer el cóctel de Agua de Sevilla. ¿Te atreves?

Cóctel de Agua de Sevilla

Ingredientes:

  • Gin Puerto de Indias.
  • Tónica clásica
  • Zumo de papaya
  • Sirope de mango
  • Papaya troceada
  • Agua de azahar
  • Pétalos de azahar
  1. Utilizar una copa que tenga el cristal frío. Esto marcará la diferencia y poner un poco de hielo en ella.
  2. 2 cl de Ginebra. Nuestra recomendación es que sea con Gin Puerto de Indias. Asimismo, es preferible quedarse corto para disfrutar de todos los sabores. Si nos pasamos de alcohol, no tendrá arreglo.
  3. Un par de gotas de zumo de pomelo. ¡Le aporta un aroma parecido al de la naranja!
  4. Un par de gotas de sirope de mango.
  5. Echar la tónica bien fría para que no se vaya el gas.
  6. Una gota de agua de azahar para aportar la fragancia característica de nuestro perfume. ¡Con este aroma te transportarás a las calles de Sevilla en primavera!
  7. Y para terminar, acompañar el cóctel con una brocheta de trocitos de papaya y, si es temporada, un par de pétalos de azahar.

Esperamos que disfrutes de la experiencia. Ahora solo tienes que dejarte llevar por el aroma de Sevilla. Despertará tus cinco sentidos.