Quizá nunca hayas escuchado hablar de ella. Ni siquiera sabías que existía. Pero, te aseguramos que es más cercana a ti de lo que piensas. La bergamota no solo es un cítrico, también es uno de los ingredientes secretos de Agua de Sevilla. Muy usada en cosmética y perfumería. Y además de poseer un maravilloso olor al tratarla, tiene múltiples beneficios terapéuticos. Por eso, vamos a darte a conocer todos los encantos que la bergamota esconde. ¿Quieres saber más?

Este fruto crece en el árbol bergamoto, muy habitual en regiones como Sicilia o Reggio di Calabria, en el sur de Italia. Surgió de la mezcla del naranjo y el limonero, de ahí su similitud entre ellos. Pero su apariencia exterior es más rugosa y asimétrica que los cítricos padres. Su pulpa tiende del amarillo al naranja y posee un sabor ácido y amargo, por lo que es raro que se ingiera directamente. En cambio, la ralladura de la cáscara o su jugo sí se utiliza con asiduidad y con muchos fines diferentes.

Te sorprendería saber que al menos un 60% de los perfumes, tanto masculinos como femeninos, contienen unas gotas de bergamota. Porque, aunque sea un gran desconocido para muchos, este fruto tan aromático es una de las esencias favoritas en perfumería. El aceite esencial se obtiene a presión fría de las cáscaras de los frutos maduros y tiene un aroma dulce, frutal y muy fresco. Lo que lo hace perfecto para las fragancias. Como dato curioso, hacen falta unos 1.000 kg de corteza, para extraer 1 L. de aceite. ¡Te imaginarás lo codiciado y exclusivo que será!

Asimismo, su popularidad se extiende a toda la cosmética, ya que contiene un activo muy eficaz para eliminar manchas y cicatrices en la piel. También es ideal para tratamientos de acné, infecciones cutáneas o para regular la grasa del cuero cabelludo. Cremas, tónicos, maquillaje, todo un abanico de posibilidades para cuidar de nuestra piel.

Igualmente, entre sus beneficios aromaterapéuticos, podemos encontrar que estimula y refuerza la confianza en uno mismo. Levanta el espíritu y es un gran remedio para superar sentimientos de soledad, tristeza y dolor. Muchos la usan como sales de baño, aceites esenciales o bálsamos en tratamientos corporales. Y aunque pocas veces la bergamota llega a consumirse fresca, sus beneficios terapéuticos también hacen que sea un fruto muy empleado en infusiones y tés. Tomarla por la mañana o a media tarde puede ayudar a disminuir los nervios, reducir la sensación de dolor, bajar la fiebre o prevenir infecciones estomacales, entre otras bondades. Un ejemplo sencillo, ¿conoces el célebre té británico Earl Gray y Lady Gray? Pues se trata de una mezcla de bergamota y té negro que desde hace siglos se viene realizando y consumiendo. ¡Así que más de uno lo ha probado sin saberlo!

¿Cómo emplear la bergamota?

Si quieres disfrutar de sus increíbles propiedades, aquí te dejamos algunas remedios caseros: 

  • Añade un poco de aceite esencial en el baño y te ayudará a relajarte y evitar síntomas de estrés.
  • Inhala directamente su jugo para recibir un impulso de fuerza y positivismo. 
  • Aplica el aceite sobre la piel para aliviar las picaduras de insectos. 
  • Mezcla la bergamota con manzanilla o hinojo y obtendrás un curativo aceite aromático. Perfecto para masajes en la zona abdominal pues evita la indigestión. 

Con todo lo que sabes ya, no podrás decir más que no la conoces. Más allá del limón o la naranja, también hay otros cítricos menos comunes que son imprescindibles en nuestro día a día. Al menos, para Agua de Sevilla. ¿Y qué la hace tan especial? Prueba nuestros perfumes y lo sabrás. Te cautivarán las notas frescas, vitales y sofisticadas de la eterna primavera.