Si hay un dulce tradicional que no puede faltar en ninguna casa durante estas fechas, ese es el de las torrijas. ¡Qué ganas teníamos de ellas! Este dulce lleva arraigado a nuestra cultura desde hace siglos y, aunque ha evolucionado y existen muchas versiones diferentes, sigue estando igual de rico. En Agua de Sevilla somos muy fans de este bocado tan delicioso. Por eso, queríamos mostraros una receta de torrijas que no dejará indiferente a nadie. Más fresquitas y con ingredientes especiales, perfecta para los días que llegan. 

Esta receta nos la envía Indira Caballero desde Huelva. En su casa es una tradición que no se saltan por nada en el mundo. Cada año, llegada la cuaresma, todas las mujeres de su familia se reúnen para elaborar este dulce juntas. Mientras ríen, charlan y comparten confidencias, su “tata”, la más veterana de todas, es la que da las indicaciones para que salga perfecto. Tan grande es el culto que le rinden, que en la boda de Indira también estuvo presente. Una pequeña sorpresa, a modo de homenaje, para su querida “tata”. Una herencia que ha pasado de madres a hijas (hasta que ha llegado su hijo Nicolás). Para ellas es una moderna tradición y hoy quieren compartirla con nosotros para que todos podamos disfrutar de ella. ¡Gracias por abrirnos este pedacito de vuestra vida!

“Torrijas de la tata” acompañadas de helado de naranja y esencia de azahar. 

Ingredientes

  • Pan de torrijas
  • 1L de leche
  • 5 cucharas de azúcar
  • Ralladura de cáscara de naranja y limón
  • 2 ramitas de canela en rama
  • 2 huevos
  • Miel
  • Aceite de Oliva.
  • Esencia de azahar
  • Helado de naranja para acompañar
  • Crema pastelera para empatar 
  • Flores de azahar para decorar

Elaboración

  1. Poner a hervir la leche junto con la ralladura de naranja, limón, las ramas de canela y el azúcar. Ojo, no rallar más allá de la parte blanca del fruto para que no amargue la leche. 
  2. Reservar y quitar los ingredientes de la leche.
  3. Primero montar las claras del huevo para que den volumen y cuerpo a la torrija y, después, añadir las yemas.
  4. Pasamos el pan por la leche hasta que se empape bien, pero sin que llegue a  partirse.
  5. Las bañamos por el huevo y, acto seguido, las freímos hasta que estén bien doraditas. Importante, añadir la cáscara de una naranja previamente en el aceite de oliva y retirarlo antes de introducir las torrijas para restarle acidez.
  6. En otra sartén ponemos mitad de miel y mitad de agua (con varias cucharaditas de esencia de azahar), lo llevamos a ebullición y vamos “melando”, las torrijas vuelta y vuelta. 
  7. Las dejamos enfriar y cubrimos con la miel sobrante
  8. ¡Y a disfrutar!

Como sugerencia para la presentación, os aconsejamos acompañarlas de crema pastelera y helado de naranja. ¡Combinan a la perfección! Además, puedes decorar el plato con azahar y flores comestibles. Le dará un toque especial y único al dulce. ¡Un gran homenaje al sur y a la primavera!

Si quieres compartir con nosotros tus modernas tradiciones, hazlo. ¡Desde el blog de Agua de Sevilla estaremos encantados de mostrárselas al mundo!