La Navidad tiene muchos significados. Para la mayoría es momento de alegría, de encuentros, de reflexión, de acordarse de seres queridos, de nuevos compromisos, de regalar con cariño. Y aunque cada uno la vive a su manera, es curioso que compartamos una serie de hábitos comunes que perviven a lo largo de los años. Es lo que en Agua de Sevilla llamamos “modernas tradiciones”. Aquí van nuestros consejos para disfrutar, un año más, de las modernas tradiciones navideñas.

1. Adorna tu casa con las mejores galas. El espíritu navideño no solo está en la calle, para impregnarse de él hay que llevarlo a cada hogar. ¡Esta es nuestra parte favorita! En la medida de lo posible, reúne a tu familia, pon un bonito árbol y recárgalo de luces, encuentra un sitio para el belén, prepara galletas caseras y escribe tarjetas de felicitación a tus seres queridos. Es un buen comienzo para hacer que sean unas Navidades inolvidables, ¿no crees?

2. Compra la lotería de Navidad. Si no te ha dado tiempo, ya estás corriendo. No hay nada más auténtico que desayunar el 22 de diciembre con el sorteo de Navidad, puesta la radio de fondo y escuchando los cánticos de los niños de San Ildefonso. Ya, sabemos que hay una probabilidad entre un millón, pero, ¿quién no ha soñado alguna vez con ser el que abre la botella de champán delante de todas las televisiones? Dicen que de ilusiones se vive… Por si acaso, nosotros ya tenemos nuestro décimo preparado.

3. Crea tu moderna tradición. Nos encanta vivir experiencias acompañados de la gente que más nos importa. No hace falta irse muy lejos. Haz una escapada al pueblo, a la playa o simplemente pasea una tarde por la ciudad. Lo que prefieras. Pero, encuentra el hueco para hacerlo. Visita los belenes y mercados artesanales, compra castañas, tómate un chocolate calentito o quédate en casa haciendo una maratón de cine navideño y juegos de mesa. ¡Esta vez te toca hacer el plan a ti!

4. Desconecta el móvil. Las Navidades son para celebrarlas con nuestros familiares y amigos. Pero, para hacerlo en condiciones, hay que estar plenamente ahí. Nada de estar mirando las stories de otros, responder al WhatsApp o pararse en el muro de Facebook. Así no hay quien mantenga una conversación. Este año, hay una regla universal: Alejar el smartphone de la mesa. Sabemos que hasta tu abuelo quiere estar conectado, pero, por un ratito, intenta olvidarte del móvil y disfruta plenamente de lo que estés haciendo. ¡Ya verás como lo agradeces!

5. Saca el niño que hay en ti. Con tantos compromisos en estas fechas, hay que mantener el tipo en más de una ocasión. Pero también hay tiempo para desmelenarse y vivir las fiestas con la misma ilusión de los más pequeños. Agarra bien la pandereta y canta villancicos hasta que los vecinos llamen a la puerta, tírate al suelo para recoger todos los caramelos de la cabalgata, déjale a los Reyes Magos los zapatos bien limpitos y su anís del mono en la mesa, disfrázate de Papá Noel y sorprende a los niños de tu casa. En fin, sé tú mismo y disfruta sin complejos de estos días.

6. Mantén a tu amigo invisible en secreto. Porque no nos engañemos, ¿a quién no se le ha escapado alguna vez su nombre? Es difícil, lo sabemos. Las ganas muchas veces son traicioneras. Pero, intentemos mantener por una vez el misterio. Al fin y al cabo, esa es la gracia de hacerlo. Y para sorprender más si cabe, sé ingenioso y regala pensando en quién te haya tocado. Haz que sea personalizado. Da igual si es más o menos, pues aunque parezca un tópico, la intención es lo que cuenta.

7. Pon tu mejor sonrisa. Y que sea lo más sincera posible. Aunque llevemos un año esperando la Navidad, al final siempre nos coge el toro. Son días de máximo ajetreo. Compras, adornos navideños, comidas de empresa, cenas con amigos, visitas de familiares… Sabemos que es estresante y que, a veces, puede dejarnos sin aliento. Pero, venga, haz un esfuerzo más y no hagas las cosas a desgana. Sonríe a todas horas, ya descansarás el próximo fin de semana.

8. Olvídate de la dieta. Somos defensores de llevar una vida saludable, pero una vez al año no hace daño. Así que destroza el jamón, el turrón y todos los manjares que te van a poner por delante. ¡Sin remordimientos! Disfruta de una buena sobremesa y de una copita con los amigos. Eso sí, cuidado con los excesos, que las Navidades son muy largas y hay que cumplir con todo el mundo.

9. Un solo propósito de año nuevo. Dentro de nuestras tradiciones, nunca puede faltar la lista de intenciones para el nuevo año. Esa que cogemos con muchas ganas en enero, pero que, llegado febrero, la olvidamos por completo. Todos deseamos empezar el año con buenos motivos; apuntarse al gym, emprender un proyecto o pasar más tiempo con la familia. A veces somos demasiado exigentes con nosotros mismos y nos atascamos de tanto que tenemos que hacer. En 2019, para mantener la motivación y que no se quede solo sobre el papel, escribe únicamente un gran propósito. El más importante. Que sea realista y alcanzable. ¡Ya verás como así lo consigues!

10. Regala Agua de Sevilla. Siempre es una buena ocasión para hacerlo, pero en Navidad es aún más especial. ¿Por qué? Porque su olor es capaz de mantener vivos los recuerdos y eso es justamente lo que queremos. De ahí que se haya colado en nuestra lista de consejos. Todavía estás a tiempo, incluye en la carta de los Reyes tu perfume favorito de Agua de Sevilla y espera a que Melchor haga su magia. Ya verás como guardarás en la memoria cada detalle de estas tradiciones navideñas.